Luxaciones

Especialistas en Ortopedia en México

¿Qué son las Luxaciones?

Una articulación es una zona en donde dos huesos se unen a través de bandas fibrosas llamadas ligamentos permitiendo movilidad de los huesos sin dejar que pierdan su congruencia, cuando existe una separación con pérdida de la congruencia de los huesos estamos hablando de una luxación, es decir que existe una ruptura de cápsula y ligamentos por lo que los huesos no se encuentran en la posición correcta. Cuando es una luxación parcial o incompleta, estamos hablando de una subluxación.

Ya sea un accidente, una caída fuerte o por lesión deportiva, la luxación o dislocación es importante recibir ayuda médica.

SÍNTOMAS DE UNA LUXACIÓN

Una luxación o también llamada dislocación, muchas veces se puede observar a simple vista. Pero también se presentan síntomas característicos que nos indicarán que tenemos que recurrir a un experto para que atienda rápidamente al paciente.

Se presentará en caso de luxación:

  • Dolor intenso o agudo
  • Zona hinchada y morada
  • Deformación de articulación
  • Imposibilidad de movimiento
  • Cuando se da una afectación nerviosa, se presenta hormigueo o entumecimiento.

TIPOS DE LUXACIONES

Una luxación se puede presentar en cualquiera de las siguientes partes:

  • Luxación de hombro
  • Luxación de cadera
  • Luxación de codo
  • Luxación de pie
  • Luxación de muñeca
  • Luxación de rodilla
  • Luxación de rótula
  • Luxación de mandíbula
  • Luxación de manos y dedos

TRATAMIENTOS PARA LAS LUXACIONES

Primero debe aplicar hielo en la zona y no mover por ningún motivo la articulación. En un primer momento será difícil distinguir entre el hueso luxado y una fractura, por lo que debe acudir al especialista inmediatamente.

Ya confirmada la luxación será necesario que el médico aplique algunas maniobras para ayudar a los huesos volver a la posición adecuada. Dependiendo de la gravedad de la luxación y tiempo de la misma la reducción se podría realizar bajo antestesia. Después de una luxación se inmoviliza la zona y se receta tratamiento para el dolor si es el caso. Si debido a la luxación se han afectado nervios o vasos sanguíneos, es posible que necesite una cirugía.

Una vez que se retira la férula o cabestrillo, se comienza un programa con ejercicios de rehabilitación, es muy posible que una zona luxada pueda reincidir. Por lo mismo se indican una serie de ejercicios que ayudarán a la recuperación y fortalecimiento de la zona. En algunas ocaciones a pesar de el tratamiento inicial las luxaciones se pueden repetir ahora sin traumatismo de por medio por lo que el tratamiento deberá ser quirúrgico.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Agendar Consulta

Call Now Button