RODILLA

Especialista en Rodilla en México

Tratamiento de Rodilla por Ortopedista Traumatólogo

 

Especialista en Lesiones y Cirugía de Rodilla

 

Él Dr. Juan Carlos García Gómez es de los  Ortopedistas y Traumatólogos Especialistas en Rodilla más Reconocidos y Recomendados en México.

Gran Trayectoria en el Tratamiento de más de 20 mil Pacientes con Afecciones de Rodilla, su Experiencia y Habilidad son Insuperables.

Su impresionante historial incluye la atención tanto de Deportistas Profesionales como de Deportistas de Alto Rendimiento, así como de Personas Mayores, quienes han encontrado en él un aliado indispensable para su Salud y Bienestar.

Lo que distingue al Dr. García es su Enfoque Integral y Personalizado para cada paciente. No solo se limita a Aliviar el Dolor, sino que trabaja incansablemente para garantizar que sus pacientes puedan Continuar con sus Actividades Cotidianas y Deportivas sin Limitaciones. Su compromiso con sus Pacientes es Ejemplar.

 

El Dr. García y su Equipo son Expertos en los Siguientes Padecimientos:

 

DOLOR DE RODILLA  Saber Más …

ARTROSCOPIA Saber Más …

PRÓTESIS ó ARTROPLASTIA DE RODILLA Saber Más …

ARTROSIS, OSTEOARTRITIS ó DESGASTE DE CARTÍLAGO  Saber Más …

INFILTRACION ó INYECCIÓN DE RODILLA  Saber Más …

MENISCOS DE LA RODILLA  Saber Más …

BURSITIS DE RODILLA  Saber Más …

LIGAMENTOS DE LA RODILLA  Saber Más …

ESGUINCE DE RODILLA  Saber Más …

TENDINTIS DE RODILLA  Saber Más …

LUXACIÓN DE RODILLA  Saber Más …

FRACTURA DE RODILLA  Saber Más …

⭐RESEÑAS

 

🗓️ PROGRAME SU CITA AQUÍ


🕐 PARA AGENDAR UNA CITA CON El DR. GARCÍA, POR FAVOR HAGA CLIC SOBRE LA HORA Y DÍA DESEADO Y SIGA LOS PASOS.


SOLO SE MUESTRAN LOS HORARIOS DISPONIBLES

Nuestra Amplia Experiencia y Confiabilidad nos ha Permitido Reforzar Lazos con Reconocidas Instituciones Brindando Confianza y Seguridad a Nuestros Pacientes.

DOLOR DE RODILLA

El dolor de rodilla puede deberse a una variedad de causas, y su origen puede ser complejo. Algunas de las razones más comunes por las que puede experimentarse dolor en la rodilla incluyen:

 

  • Lesiones: Las lesiones como esguinces, distensiones musculares, desgarros de ligamentos, fracturas o luxaciones pueden causar dolor agudo en la rodilla.

 

  • Desgaste articular: La osteoartritis es una afección en la que el cartílago que recubre las articulaciones, incluyendo la rodilla, se desgasta con el tiempo. Esto puede resultar en dolor crónico y rigidez.

 

  • Tendinitis: La inflamación de los tendones que rodean la rodilla puede causar dolor, especialmente en actividades que involucran movimientos repetitivos.

 

  • Bursitis: La inflamación de la bolsa sinovial (bursa) en la rodilla puede resultar en dolor y molestias.

 

  • Condiciones médicas subyacentes: Enfermedades como la artritis reumatoide, la gota o la pseudogota pueden afectar las articulaciones, incluyendo la rodilla, y causar dolor.

 

  • Problemas de alineación: La mala alineación de la rodilla, como la pierna arqueada (genus varum) o la pierna en «X» (genus valgum), puede ejercer presión adicional en la articulación y causar dolor.

 

  • Sobrecarga o sobreuso: Participar en actividades físicas intensas, correr largas distancias o levantar objetos pesados ​​puede ejercer tensión en la rodilla y provocar dolor por sobreuso.

 

  • Lesiones meniscales: Los meniscos son cartílagos en forma de C en la rodilla. Las lesiones meniscales, como desgarros, pueden causar dolor y limitación en el movimiento.

 

  • Problemas de postura: La mala postura corporal al caminar o estar de pie puede afectar la alineación de la rodilla y provocar dolor.

 

Es importante destacar que el dolor de rodilla puede variar en intensidad y duración, y su tratamiento depende de la causa subyacente.

 

Si estás experimentando dolor de rodilla, aquí hay algunos pasos que puedes seguir:

 

  • Descanso: Evita actividades que puedan empeorar el dolor. Descansa la rodilla y evita poner peso sobre ella.

 

  • Aplicación de hielo: Aplicar hielo en la rodilla puede ayudar a reducir la inflamación y aliviar el dolor. Coloca una bolsa de hielo envuelta en un paño sobre la rodilla durante 15-20 minutos cada pocas horas.

 

  • Elevación: Mantén la rodilla elevada, preferiblemente por encima del nivel del corazón, siempre que sea posible. Esto puede ayudar a reducir la hinchazón.

 

  • Medicamentos: Puedes tomar medicamentos de venta libre, como ibuprofeno o naproxeno, siguiendo las indicaciones del envase, para aliviar el dolor y reducir la inflamación. Siempre consulta con un profesional de la salud antes de tomar cualquier medicamento.

 

  • Evitar actividades de alto impacto: Si el dolor de rodilla se debe a una lesión o desgaste, evita actividades que pongan mucho estrés en la articulación, como correr o saltar, hasta que te hayas recuperado por completo.

 

Si tienes alguna pregunta, inquietud o necesitas información adicional no dudes en ponerte en contacto con nosotros por WhatsApp. Nuestro equipo de expertos está listo para brindarte la atención y la orientación que necesitas. ¡Estamos a solo un mensaje de distancia para cuidar de tu Salud y Bienestar!»

 

REGRESAR …

ARTROSCOPIA

¿Qué es?  La artroscopia de rodilla es un procedimiento quirúrgico que permite observar la articulación de la rodilla mediante pequeñas incisiones a través de la piel. La artroscopia se utiliza para diagnosticar y tratar una amplia gama de problemas de rodilla.

Durante la artroscopia de rodilla, su cirujano introduce una pequeña cámara, llamada artroscopio, en la articulación y muestra imágenes que guiarán los instrumentos quirúrgicos.

Entre las ventajas de la artroscopia, se encuentra la rápida recuperación debido a la menor agresividad quirúrgica, menor dolor, mayor rapidez en la recuperación funcional y disminución de la estancia hospitalaria o de manera ambulatoria.

¿Cuándo está indicada la artroscopia de rodilla? Mediante la artroscopia de rodilla, hoy en día, se puede reparar y tratar problemas del cartílago, lesiones meniscales, reconstrucciones ligamentosas, extracción de cuerpo libres, limpiezas de tejido sinovial o articular entre otros procedimientos…

  • Lesiones de ligamentos.
  • Lesiones de menisco.
  • Lesiones del cartílago articular.
  • Sinovitis crónica.
  • Rigidez de la articulación.
  • Fracturas.
  • Bursitis.
  • Cuerpos libres intraarticulares.

El Dr. García es de los Ortopedistas mas Reconocidos en Artroscopia de Rodilla en México. Si tienes alguna pregunta, inquietud o necesitas información adicional, no dudes en ponerte en contacto con nosotros por WhatsApp. Nuestro equipo de expertos está listo para brindarte la atención y la orientación que necesitas. ¡Estamos a solo un mensaje de distancia para cuidar de tu Salud y Bienestar!»

REGRESAR …

PRÓTESIS ó ARTROPLASTIA DE RODILLA

¿Qué es? La Cirugía de Prótesis de Rodilla, conocida como Artroplastia de Rodilla, se realiza para reemplazar una articulación de la rodilla dañada o desgastada por una prótesis artificial. Cuando todas las medidas terapéuticas tanto conservadoras como quirúrgicas han fallado en el restablecimiento de las funciones de la rodilla, se indica el reemplazo de la articulación con la implantación de una Prótesis de Rodilla. Dependiendo de la extensión del daño, los médicos pueden reemplazar partes o la totalidad de la rodilla con una prótesis.

El objetivo de la Artroplastia de Rodilla es restaurar su movilidad, quitar el dolor y mejorar su calidad de vida. Después de la cirugía, trabajaremos juntos en su rehabilitación para ayudarle a recuperar la fuerza y la función de la rodilla para que pueda volver a disfrutar de sus actividades cotidianas sin dolor.»

Si tienes alguna pregunta, inquietud o necesitas información adicional sobre nuestros servicios Ortopédicos y Traumatológicos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros por WhatsApp. Nuestro equipo de expertos está listo para brindarte la atención y la orientación que necesitas. ¡Estamos a solo un mensaje de distancia para cuidar de tu Salud y Bienestar!»

REGRESAR …

ARTROSIS, OSTEOARTRITIS o DESGASTE DE RODILLA

¿Qué es? La Artrosis de Rodilla, también conocida como Desgaste o Osteoartritis de Rodilla, es una afección médica degenerativa de las articulaciones que afecta la rodilla. Es la forma más común de artritis y se produce cuando el cartílago que recubre las superficies articulares de la rodilla se desgasta gradualmente con el tiempo. El cartílago es un tejido que actúa como amortiguador y permite que las articulaciones se muevan sin problemas. Cuando se desgasta, los huesos de la rodilla pueden rozar entre sí, lo que causa dolor, inflamación y dificultad en el movimiento.

Síntomas:

  1. Dolor en la Rodilla: El dolor es uno de los síntomas más comunes y suele empeorar con la actividad física.
  2. Rigidez: La rigidez en la rodilla puede dificultar el movimiento, especialmente después de estar en reposo por un tiempo.
  3. Inflamación: La articulación de la rodilla puede hincharse, lo que puede hacer que la rodilla se sienta caliente y sensible al tacto.
  4. Limitación de Movimiento: La artrosis de rodilla puede llevar a una pérdida gradual de la movilidad y la flexión de la rodilla, lo que puede dificultar actividades como caminar o subir escaleras.
  5. Sonidos Crujientes: Algunas personas con artrosis de rodilla pueden experimentar sonidos de crujidos o chasquidos cuando mueven la articulación.

 

Tratamiento:

La artrosis de rodilla se clasifica en diferentes grados según la gravedad, y el tratamiento varía en función de esta clasificación. A continuación, se describen los grados y el tratamiento típico de la artrosis de rodilla:

Grado 1 (Leve):

  • En esta etapa, el cartílago está ligeramente dañado, pero la articulación aún funciona con relativa normalidad.
  • Tratamiento: El tratamiento se centra en aliviar el dolor y mejorar la función. Pueden recomendarse ejercicios de fortalecimiento muscular y terapia física. Los analgésicos de venta libre o tópicos pueden ayudar a controlar el dolor.

Grado 2 (Moderado):

  • En este grado, hay un mayor desgaste del cartílago, lo que puede causar dolor más significativo y ocasionalmente inflamación.
  • Tratamiento: Además de los ejercicios de fortalecimiento y la terapia física, se pueden considerar dispositivos de apoyo para reducir la presión en la articulación. El medico puede recetar analgésicos más fuertes o antiinflamatorios no esteroides (AINEs) en este punto.

Grado 3 (Severo):

  • En esta etapa, el cartílago está gravemente dañado, y la articulación de la rodilla puede volverse menos estable, lo que provoca dolor y limitación en la movilidad.
  • Tratamiento: Además de las terapias mencionadas anteriormente, en algunos casos se pueden considerar inyecciones de corticosteroides para reducir la inflamación y el dolor. También se puede hablar de opciones quirúrgicas, como la artroscopia o la cirugía de reemplazo de rodilla, si el daño es grave.

Grado 4 (Avanzado):

  • En esta etapa, el cartílago está gravemente desgastado, y la articulación de la rodilla puede estar muy dañada, lo que resulta en dolor constante y limitación grave de la movilidad.
  • Tratamiento: El tratamiento de la artrosis de rodilla en el grado 4, que se considera avanzado, implica cirugía. Aquí están las opciones de tratamiento más comunes para la artrosis de rodilla en el grado 4:
    1. Cirugía de Reemplazo Total de Rodilla (Artroplastia de Rodilla): Esta es la opción más común para pacientes con artrosis de rodilla en grado 4. En esta cirugía, se retiran las superficies dañadas de la rodilla y se reemplazan por componentes de metal y plástico. Esto restaura la función de la rodilla y alivia el dolor. La artroplastia de rodilla puede proporcionar una mejora significativa en la calidad de vida y la movilidad para las personas con artrosis avanzada.
    2. Cirugía de Reemplazo Parcial de Rodilla: En algunos casos, si la artrosis se encuentra en una parte específica de la rodilla, se puede realizar una cirugía de reemplazo parcial de rodilla. En esta cirugía, solo se reemplaza la parte dañada de la rodilla, conservando la parte sana. Esto puede ser una opción para pacientes con daño limitado en la articulación.
    3. Cirugía de Osteotomía: En esta cirugía, se realiza un corte controlado en el hueso para cambiar la alineación de la pierna y redistribuir el peso en la articulación de la rodilla. Esto puede ayudar a aliviar la presión sobre la parte dañada de la rodilla. La osteotomía se utiliza a veces como alternativa al reemplazo total de rodilla, especialmente en pacientes más jóvenes o con artrosis en una etapa temprana.
    4. Terapia Física y Rehabilitación: Después de la cirugía, la terapia física es esencial para recuperar la fuerza y la movilidad de la rodilla. Un fisioterapeuta trabajará contigo en ejercicios específicos para fortalecer los músculos alrededor de la rodilla y mejorar la función de la articulación.

El tratamiento específico dependerá de la evaluación y el diagnóstico del Ortopedista Traumatólogo, así como de tu situación individual. Es importante consultarlo para recibir orientación y un plan de tratamiento adecuado para tu Artrosis de Rodilla.

Si tienes alguna pregunta, inquietud o necesitas información adicional sobre nuestros servicios Ortopédicos y Traumatológicos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros por WhatsApp.

Nuestro equipo de expertos está listo para brindarte la atención y la orientación que necesitas. ¡Estamos a solo un mensaje de distancia para cuidar de tu Salud y Bienestar!»

REGRESAR …

INFILTRACIÓN DE RODILLA

¿Qué es? Una infiltración de rodilla es un procedimiento médico en el cual se administra un medicamento directamente en la articulación de la rodilla para aliviar el dolor y reducir la inflamación. Estas infiltraciones se realizan para tratar una variedad de afecciones de la rodilla, como la artrosis, la artritis, la tendinitis, la bursitis o lesiones relacionadas con el deporte.

Procedimiento:

  1. Preparación del Paciente: Antes de la infiltración, el paciente se coloca en una posición cómoda, generalmente sentado o tumbado, y se desinfecta la piel en la zona de la rodilla.
  2. Inyección del Medicamento: El médico utiliza una aguja fina para introducir el medicamento directamente en la articulación de la rodilla. El medicamento puede ser un corticoide para reducir la inflamación, un lubricante articular para mejorar la movilidad, o un analgésico para aliviar el dolor.
  3. Recuperación y seguimiento:  El médico proporcionará instrucciones específicas sobre el cuidado posterior y las restricciones de actividad.

Es importante destacar que la infiltración de rodilla puede proporcionar alivio temporal del dolor y mejorar la movilidad de la articulación, pero generalmente no es una solución permanente. La duración del alivio puede variar según el tipo de medicamento utilizado y la afección del paciente. En algunos casos, se pueden necesitar inyecciones de seguimiento para mantener el alivio.

Si estás considerando una infiltración de rodilla, debes discutir tus síntomas y opciones de tratamiento con un profesional de la salud, quien determinará si este procedimiento es adecuado para ti.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros por WhatsApp. Nuestro equipo de expertos está listo para brindarte la atención y la orientación que necesitas. ¡Estamos a solo un mensaje de distancia para cuidar de tu Salud y Bienestar!»

REGRESAR …

MENISCOS DE LA RODILLA

¿Qué son? Los Meniscos son dos estructuras en forma de «C» o semilunar que se encuentran en el interior de la articulación de la rodilla, ubicadas entre el fémur (hueso del muslo) y la tibia (hueso de la espinilla). Su función principal es actuar como amortiguadores y proporcionar estabilidad a la articulación de la rodilla. Los meniscos son esenciales para el funcionamiento adecuado de la rodilla y desempeñan varios roles importantes:

  1. Distribución del Peso
  2. Estabilidad
  3. Amortiguación y Absorción de Impactos
  4. Lubricación

Síntomas:Los síntomas de una lesión en los meniscos pueden variar en función de la gravedad y el tipo de lesión. Algunos de los síntomas más comunes de una lesión en los meniscos incluyen:

  1. Dolor en la Rodilla: El dolor en la zona de la rodilla es uno de los síntomas más comunes. Puede variar en intensidad, desde leve hasta intenso, y puede aumentar al doblar o enderezar la rodilla.
  2. Inflamación: La rodilla afectada puede hincharse, lo que puede hacer que la articulación se sienta caliente al tacto y más voluminosa.
  3. Rigidez: La rodilla puede volverse rígida, lo que dificulta doblar o enderezar completamente la pierna.
  4. Crepitación: Algunas personas experimentan un crujido o chasquido en la rodilla al moverla debido a la fricción causada por el desgarro del menisco.
  5. Bloqueo o Traba de la Rodilla: En casos más graves, un fragmento del menisco lesionado puede desplazarse y quedar atrapado en la articulación, lo que provoca bloqueo y limitación en el movimiento de la rodilla.
  6. Sensación de Inestabilidad: Algunas personas pueden sentir que la rodilla está inestable o que se «daña» fácilmente, especialmente al realizar movimientos bruscos o giros.
  7. Dificultad para Apoyar Peso: Puede haber dificultad para apoyar peso en la pierna afectada debido al dolor y la debilidad de la rodilla.
  8. Síntomas Crónicos: En algunos casos, una lesión meniscal puede causar síntomas crónicos de dolor y molestias en la rodilla, especialmente si no se trata adecuadamente.

Tratamiento: El tratamiento para una lesión en los meniscos depende en gran medida de la gravedad y el tipo de lesión, así como de la ubicación en el menisco. Aquí tienes un resumen de las opciones de tratamiento comunes:

  1. Tratamiento Conservador:
    • Reposo y Limitación de Actividades: Reducir o evitar actividades que agraven la lesión para permitir la curación.
    • Hielo y Compresión: Aplicar hielo y vendajes de compresión para reducir la inflamación.
    • Elevación: Elevar la pierna para reducir la hinchazón.
    • Medicamentos: Antiinflamatorios no esteroides (AINE) o analgésicos pueden ayudar a aliviar el dolor y la inflamación.
  2. Infiltraciones: En algunos casos, el médico puede administrar una inyección de corticosteroides en la articulación de la rodilla para reducir la inflamación y el dolor.
  3. Meniscectomía Parcial: En esta cirugía, el médico puede eliminar la parte dañada o desgarrada del menisco mientras conserva la mayor parte posible del tejido sano. Este procedimiento se realiza mediante Artroscopia, una técnica mínimamente invasiva.
  4. Reparación del Menisco: Si es posible, el médico puede intentar reparar la lesión en el menisco utilizando suturas o grapas para unir el tejido dañado. Esto se hace en casos en los que la lesión está en una ubicación que permite una reparación exitosa.
  5. Tratamiento de Reemplazo de Menisco: En casos graves donde el menisco está demasiado dañado para ser reparado o cuando la lesión causa síntomas persistentes, el médico puede optar por realizar un trasplante de menisco o un procedimiento de reemplazo de menisco artificial.

La elección del tratamiento depende de varios factores, incluida la gravedad de la lesión, la ubicación de la lesión en el menisco y las necesidades individuales del paciente. Es importante discutir con un especialista en ortopedia y traumatología para determinar el plan de tratamiento más adecuado para tu situación. La rehabilitación posterior a la cirugía o el tratamiento conservador también es fundamental para una recuperación exitosa y para restaurar la función de la rodilla.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros por WhatsApp. Nuestro equipo de expertos está listo para brindarte la atención y la orientación que necesitas. ¡Estamos a solo un mensaje de distancia para cuidar de tu Salud y Bienestar!»

 

REGRESAR …

BURSITIS DE RODILLA

¿Qué es? La Bursitis de Rodilla es una afección en la que la bursa sinovial que se encuentra en la articulación de la rodilla se inflama. La bursa es una pequeña bolsa llena de líquido que actúa como amortiguador entre los huesos, los tendones, los ligamentos y los músculos en la rodilla, ayudando a reducir la fricción y permitiendo un movimiento suave. Cuando esta bursa se inflama, puede causar dolor y molestias en la rodilla.

Síntomas: Los síntomas comunes de la bursitis de rodilla incluyen:

  1. Dolor en la parte frontal o en el lado de la rodilla: El dolor suele ser constante y puede ser agudo o sordo.
  2. Hinchazón: La rodilla puede hincharse debido a la inflamación de la bursa.
  3. Sensibilidad al tacto: La zona afectada puede ser sensible al tacto.
  4. Dificultad para mover la rodilla: La inflamación y el dolor pueden limitar el rango de movimiento de la rodilla.
  5. Posible enrojecimiento: En casos de inflamación severa, la piel sobre la rodilla puede volverse enrojecida.

La bursitis de rodilla puede ser causada por una variedad de factores, como movimientos repetitivos de la rodilla, actividades que ejercen presión continua sobre la rodilla (como arrodillarse o estar mucho tiempo de rodillas), lesiones directas en la rodilla o infecciones.

Tratamiento: El tratamiento de la bursitis de rodilla generalmente implica medidas conservadoras, como:

  1. Reposo: Evitar actividades que agraven la afección.
  2. Hielo: Aplicar hielo en la zona inflamada para reducir la hinchazón.
  3. Medicamentos: Antiinflamatorios no esteroides (AINE) o analgésicos para aliviar el dolor y la inflamación.
  4. Infiltraciones: En algunos casos, el médico puede administrar una inyección de corticosteroides en la bursa para reducir la inflamación y el dolor.
  5. Cambios en el estilo de vida: Evitar actividades que desencadenen la bursitis y tomar medidas para proteger la rodilla, como el uso de almohadillas de rodilla si se arrodilla con frecuencia.

En casos de bursitis de rodilla persistente o recurrente, el médico puede considerar otras opciones de tratamiento, como drenar el líquido de la bursa de forma segura o, en raras ocasiones, la cirugía para eliminar la bursa inflamada (llamada bursaectomía). La mayoría de las personas con bursitis de rodilla pueden recuperarse con éxito.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros por WhatsApp. Nuestro equipo de expertos está listo para brindarte la atención y la orientación que necesitas. ¡Estamos a solo un mensaje de distancia para cuidar de tu Salud y Bienestar!»

 

REGRESAR …

LIGAMENTOS DE LA RODILLA

¿Qué son?Los Ligamentos de la Rodilla son bandas de tejido fuerte y fibroso que conectan los huesos en la articulación de la rodilla. Estos ligamentos tienen un papel crucial en la estabilidad de la rodilla y ayudan a mantener los huesos en su lugar durante el movimiento. 

Las Lesiones en los Ligamentos de la Rodilla son comunes y pueden variar en gravedad desde leves hasta graves. Los cuatro ligamentos principales en la rodilla son el Ligamento Cruzado Anterior (LCA), el Ligamento Cruzado Posterior (LCP), el Ligamento Colateral Medial (LCM) y el Ligamento Colateral Lateral (LCL). Aquí hay una descripción general de las lesiones más comunes en estos ligamentos:

  1. Lesión del Ligamento Cruzado Anterior (LCA):
    • Esguince de LCA: Es una lesión común en deportes de contacto y actividades que involucran cambios bruscos de dirección. Puede variar en gravedad, desde un estiramiento leve hasta un desgarro completo.
    • Síntomas: Dolor, hinchazón, inestabilidad en la rodilla, dificultad para caminar o moverse, y en algunos casos, un fuerte estallido en el momento de la lesión.
    • Tratamiento: Puede requerir medicamentos, ferulas y fisioterapia para fortalecer los músculos circundantes y mejorar la estabilidad de la rodilla. En casos graves, se puede considerar la cirugía de reconstrucción del LCA.
  2. Lesión del Ligamento Cruzado Posterior (LCP):
    • Esguince de LCP: Es menos común que las lesiones del LCA. Ocurre típicamente debido a lesiones traumáticas, como golpes directos en la parte frontal de la rodilla.
    • Síntomas: Dolor, hinchazón, inestabilidad en la rodilla, dificultad para caminar o moverse.
    • Tratamiento: Dependiendo de la gravedad, puede tratarse conservadoramente o, en casos graves, puede requerir cirugía.
  3. Lesión del Ligamento Colateral Medial (LCM):
    • Esguince de LCM: Generalmente resulta de fuerzas de impacto en el lado externo de la rodilla. Es común en deportes como el fútbol o el esquí.
    • Síntomas: Dolor en el área del ligamento, hinchazón, inestabilidad en la rodilla.
    • Tratamiento: Por lo general, se trata con medicamentos y medidas conservadoras. Las lesiones graves pueden requerir cirugía.
  4. Lesión del Ligamento Colateral Lateral (LCL):
    • Esguince de LCL: Es menos común que las lesiones del LCM. Suele ser causado por fuerzas de impacto en el lado interno de la rodilla.
    • Síntomas: Dolor en el área del ligamento, hinchazón, inestabilidad en la rodilla.
    • Tratamiento: Generalmente, se inicia con medicamentos y medidas conservadoras. Las lesiones graves pueden requerir cirugía.

Es importante destacar que, en caso de una lesión en los Ligamentos de la Rodilla, es fundamental buscar Atención Médica para un Diagnóstico adecuado y un plan de tratamiento individualizado. La gravedad y el tratamiento de la lesión dependerán de la ubicación, la extensión y la cronicidad de la lesión. La Rehabilitación y el Seguimiento Médico son esenciales para una recuperación exitosa y la prevención de futuras lesiones.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros por WhatsApp. Nuestro equipo de expertos está listo para brindarte la atención y la orientación que necesitas. ¡Estamos a solo un mensaje de distancia para cuidar de tu Salud y Bienestar!»

 

REGRESAR …

ESGUINCE DE RODILLA

¿Qué es? Un esguince de rodilla es una lesión en los ligamentos que conectan los huesos de la articulación de la rodilla. Puede ocurrir debido a una torsión o un movimiento brusco de la rodilla que estira o desgarra estos ligamentos. Los esguinces de rodilla se clasifican en tres grados según la gravedad:

  1. Esguince de grado I: En este caso, los ligamentos se estiran pero no se desgarran por completo. La rodilla generalmente sigue siendo estable.
  2. Esguince de grado II: En este grado, los ligamentos se desgarran parcialmente, lo que puede causar inestabilidad en la rodilla.
  3. Esguince de grado III: En este grado, los ligamentos se desgarran por completo, lo que resulta en una pérdida significativa de estabilidad en la rodilla.

Síntomas: Los síntomas de un esguince de rodilla pueden variar en gravedad según el grado de la lesión, pero generalmente incluyen:

  1. Dolor: El dolor en la rodilla es uno de los síntomas más comunes. Puede variar desde una molestia leve hasta un dolor intenso, dependiendo de la gravedad del esguince.
  2. Inflamación: La rodilla lesionada a menudo se hinchará en las primeras horas después de la lesión debido a la acumulación de líquido en la articulación.
  3. Hematoma: Puede desarrollarse un hematoma (acumulación de sangre) en la zona afectada, lo que puede causar decoloración de la piel alrededor de la rodilla.
  4. Inestabilidad: En los casos más graves de esguince de rodilla (grado III), es posible que sientas que la rodilla es inestable o que «se dobla» cuando intentas poner peso sobre ella.
  5. Dificultad para mover la rodilla: Puedes experimentar dificultad para doblar o estirar la rodilla debido al dolor y la inflamación.
  6. Crunching o chasquidos: Algunas personas pueden escuchar o sentir un chasquido o crujido en la rodilla al momento de la lesión.

Tratamiento: El tratamiento de un esguince de rodilla depende de su gravedad. Puede incluir reposo, aplicación de hielo, compresión, elevación (método RICE), terapia y, en casos graves, cirugía. Es importante buscar atención con un Ortopedista Traumatólogo si sospechas que tienes un esguince de rodilla para obtener un diagnóstico adecuado y un plan de tratamiento.

 

No dudes en ponerte en contacto con nosotros por WhatsApp. Nuestro equipo de expertos está listo para brindarte la atención y la orientación que necesitas. ¡Estamos a solo un mensaje de distancia para cuidar de tu Salud y Bienestar!»

 

REGRESAR …

TENDINITIS DE RODILLA

¿Qué es? La tendinitis de rodilla, también conocida como tendinitis rotuliana o tendinitis patelar, es una afección en la cual el tendón que conecta la rótula (patela) con la tibia se inflama. La patela es el hueso que forma la rótula y se encuentra en la parte delantera de la rodilla. El tendón que se inflama en esta afección se llama tendón rotuliano o tendón patelar.

La tendinitis de rodilla es una lesión por sobreuso, lo que significa que generalmente se desarrolla gradualmente debido a la repetición excesiva de movimientos que involucran la flexión de la rodilla, como correr, saltar o realizar actividades deportivas que requieren flexión y extensión frecuente de la articulación de la rodilla

Síntomas: Los síntomas comunes de la tendinitis de rodilla incluyen:

  1. Dolor: El dolor es el síntoma principal. Por lo general, se siente en la parte frontal de la rodilla, especialmente al subir o bajar escaleras, correr o hacer movimientos que requieran flexión de la rodilla.
  2. Hinchazón: La zona alrededor de la rótula puede hincharse debido a la inflamación del tendón.
  3. Sensibilidad: La rodilla puede volverse sensible al tacto, y es posible que sientas molestias al presionar sobre la zona afectada.
  4. Dificultad para flexionar o extender la rodilla: La tendinitis de rodilla puede limitar tu capacidad para doblar o estirar completamente la rodilla debido al dolor y la inflamación.

Tratamiento:

Para tratar la tendinitis de rodilla, se pueden seguir varios enfoques:

  1. Descanso: Evitar actividades que agraven la condición es importante para permitir que el tendón se recupere.
  2. Hielo y antiinflamatorios: Aplicar hielo y tomar medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINEs) pueden reducir la inflamación y el dolor.
  3. Inyecciones: En casos graves, se pueden considerar inyecciones de corticosteroides para reducir la inflamación.
  4. Cirugía: En raras ocasiones, cuando otros tratamientos no son efectivos, se puede considerar la cirugía para reparar el tendón.

Si experimentas síntomas de tendinitis de rodilla, es importante buscar la evaluación de un especialista en ortopedia y traumatología.

 

No dudes en ponerte en contacto con nosotros por WhatsApp. Nuestro equipo de expertos está listo para brindarte la atención y la orientación que necesitas. ¡Estamos a solo un mensaje de distancia para cuidar de tu Salud y Bienestar!»

 

REGRESAR …

LUXACIÓN DE RODILLA

¿Qué es? Se produce una Luxación de Rodilla cuando el extremo del fémur pierde contacto con la tibia.

Síntomas: Los síntomas típicos de una Fractura de Rodilla incluyen dolor, hematomas (moretones), hinchazón, incapacidad para caminar y moverla correctamente.¿Qué es? Se produce una Luxación de Rodilla cuando el extremo del fémur pierde contacto con la tibia.

Síntomas: Por lo general, la Rodilla Luxada está obviamente fuera de lugar, se encuentra hinchada, y el afectado no puede caminar.

Tratamiento: El tratamiento de la Luxación varía según la gravedad de la lesión. Una maniobra para volver a colocar la articulación en su lugar, una férula o Cirugía en caso de que el afectado presente alguna fractura en la rodilla o compromiso de los ligamentos.

REGRESAR …

FRACTURA DE RODILLA

¿Qué es? La Fractura de Rodilla es la rotura o quiebra de uno de los huesos que componen la articulación (fémur, tibia, peroné o rotula).

Síntomas: Los síntomas típicos de una Fractura de Rodilla incluyen dolor, hematomas (moretones), hinchazón, incapacidad para caminar y moverla correctamente.

Tratamiento: El tratamiento de la fractura varía según la gravedad de la lesión. Las fracturas simples generalmente se tratan con un yeso o una férula, que mantiene la rodilla recta y restringe el movimiento mientras el hueso se cura de forma natural. Las fracturas más graves pueden requerir cirugía. 

REGRESAR …